Reiki


UN POCO DE HISTORIA

Usui Sensei

Mikao Usui Sensei

La palabra japonesa Reiki viene de Rei (universal, sin límites), y Ki (energía vital). Esta técnica de canalización de la Energía Universal fue descubierta en Japón a principios del siglo XX por Mikao Usui (15 de agosto de 1865, Yago – Japón), y su origen se remonta muchos más siglos más atrás, según la investigación que el propio Usui Sensei hizo sobre antiguos textos sánscritos de origen tibetano. Basándose en dichos textos, fue él quien desarrolló el método y decidió compartirlo. Abrió la sociedad del Usui Reiki Ryoho en Aoyama (Tokio) en 1922. Durante la última etapa de su vida viajó por todo Japón dedicándose a la enseñanza de la meditación y de la técnica Reiki, formando a varios maestros hasta su muerte (9 de marzo de 1926). Gracias a todo ello, hoy conocemos Reiki como tal, y podemos beneficiarnos de sus múltiples efectos positivos.


¿QUÉ ES EL REIKI?

Chakras 1La energía Reiki fluye a través de todos, y actúa a nivel físico, mental, emocional y espiritual: cuerpo, mente y alma. Reiki es sinónimo de equilibrio. A través de esta técnica, trabajando cada uno de nuestros puntos energéticos (chakras), ayudamos a nuestro cuerpo a eliminar bloqueos, promoviendo un estado de paz interior y relajación que nos empuje hacia nuestros objetivos y nos aleje de las “distorsiones” que obstaculizan nuestro camino. El equilibrio mental y espiritual, nos llevará por sí mismo al equilibrio físico.

Reiki es aplicable a cualquier situación, ya que en cualquier caso, nos ayudará a alcanzar un mayor nivel de desarrollo personal, de claridad mental y de vitalidad. En función del tipo de situación que queramos mejorar, se diseñará la sesión más adecuada, que se irá desarrollando según la evolución de la misma, teniendo siempre especialmente en cuenta las apreciaciones de quien recibe Reiki.