EL ARTE DE ARRIESGAR

ARRIESGAR: poner en peligro, exponer a un mal o comprometer a alguna cosa o persona.

Arriesgar… porque cuando uno no está feliz, cuando uno no termina de sentir esa plenitud que le llena los pulmones al máximo cuando coge aire… ahí es cuando toca arriesgar.

EL ARTE DE ARRIESGAR 2Elige lo incierto. Elige permitirte tropezar, apostar sin ninguna garantía…y salta al vacío… sin red… Coge tu vida y ponla patas arriba. EMPIEZA DE CERO. Toca desaprender lo aprendido. Toca enfrentarte a situaciones en las que nunca antes habían estado. Toca relativizar nimiedades que años atrás te habrían provocado un ataque de histeria, para poder lidiar con lo que de verdad importa. Toca llenar vacíos con nuevos gestos, nuevas experiencias y nuevas personas. Toca enfrentarse con tus oscuridades sabiendo que ya no puedes permitirte salir corriendo. Toca RESOLVER y dejar de poner parches. Toca reconocer tus limitaciones y trabajar para que no controlen tu vida. Toca mirar a tu alrededor, para reconocer que ni estás solo, ni sabes, ni quieres estarlo. NADIE PUEDE. Toca transformar la desgana por agotamiento, en energía para continuar. Toca aprender a vivir en el hoy, porque nada puedes hacer con el ayer, y mañana…quien sabe. Toca decir adiós a personas a las que ni sumas, ni te suman. Toca saltarse las normas, liberar, desbloquear, fluir… En definitiva, toca dar un paso y otro y otro y otro, sabiendo que la ostia puede ser brutal, pero reconociéndote el valor para levantarte después. Perderás la cuenta de los bofetones que te has llevado, pero no se te olvidarán las veces que te has vuelto a levantar.

 

EL ARTE DE ARRIESGAR

Ríe, llora. Grita, y disfruta del silencio.Siente tus nervios y tu paz. Sufre y goza al extremo. Siente la nostalgia por el pasado, y la ilusión por el futuro, pero no te vayas más allá de tu presente. Vuélvete loco para minutos después volver a tocar tierra. Porque… ¿qué sería de la luz, sin la existencia de la oscuridad? VIVE.

 

Y al final del viaje no serás un simple superviviente… porque con sus claros y sus oscuros, habrás VIVIDO, no sobrevivido. Y te verás a ti mismo, como un jodido camicace, haciendo balance, recordando todos los bailes que te has pegado, con los cojones de corbata aún… pero siempre dispuesto a la aventura, con un karma que fue más o menos justo, pero absolutamente convencido de haber hecho lo correcto para contigo. Despeinada, derrapando, agotada…ese debería ser el final. Que el que no arriesga no gana, que si juegas puedes perder, pero si no juegas, ya has perdido. Y como dice la canción: ser cobarde no vale la pena, y SER VALEINTE NO SALE TAN CARO!!

Señores, arriésguense!! Jueguen su partida, que en principio, nadie ha vuelto del otro lado a contarnos que haya más oportunidades una vez nos marchamos. Si sus pulmones se quedan a medias… muévanse!!

En el riesgo está la evolución.

EVOLUCIONAR: desenvolverse o desarrollarse pasando de un estado a otro. Mudar de actitud, de conducta o propósito.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.